El Fundador

 

Visionario como siempre, el Capitán Francisco Ospina Navia (1926- 2010), ideó Taironaka en lo que inicialmente estaba destinado a ser un cultivo de flores; bajo capas de tierra y olvido, estaban los vestigios de lo que fue una ciudad Tairona. El Capitán Ospina decidió entonces abrir al público este museo in situ, como agradecimiento a la ciudad de Santa Marta, a la que siempre consideró el mejor lugar para vivir.